Acciones y tendencias económicas influenciadas tanto por la pandemia como por las elecciones presidenciales de Estados Unidos

Lagarde: “Las nuevas medidas de contención del coronavirus representan un riesgo para la recuperación económica”

Anoche Wall Street ha marcado fuertes compras con el Dow Jones subiendo al 1,7% y el Nasdaq al 2,3%. Signos positivos de las fábricas alemanas, pero mercados de la UE débiles. La salida del presidente Americano Donald Trump del hospital ha hecho respirar a las acciones y a las tendencias económicas mundiales: las acciones asiáticas han subido detrás de Wall Street, mientras que Europa ha retrocedido un poco después de la víspera de las compras. Milán ha marcado una caída de 0,17%, después de un inicio positivo, París -0,2%, Londres -0,5% y Frankfurt -0,2%. En cualquier caso, quedan dudas sobre las condiciones de salud del inquilino de la Casa Blanca, así como sobre la posibilidad de que exista riesgo de un centro de infección en los niveles más altos del gobierno estadounidense.

El enigma es: ahora que el cuadro clínico de Trump está mejorando, ¿cuál será el impacto de su hospitalización en las elecciones del próximo mes? El día en Wall Street se ha terminado con un fuerte aumento en la noche, también gracias a la mayor posibilidad de un acuerdo entre demócratas y republicanos para un nuevo plan de ayuda. La enfermedad de Trump habría acelerado la sensación de “urgencia” para nuevas intervenciones. Las últimas encuestas, que han dado a Joe Biden una clara ventaja antes de las elecciones presidenciales, han favorecido a los inversores, porque han reducido los temores de una elección controvertida con probables consecuencias legales. Según la encuesta de Reuters/Ipsos, realizada después de la noticia de la enfermedad de Trump, el candidato demócrata tendría una ventaja de 10 puntos porcentuales.

Según los inversores, la elección de Biden podría significar impuestos más altos y más reglas para Wall Street, pero podría facilitar la aprobación de más estímulos económicos para contrarrestar la crisis. En cambio, el euro ha abierto por encima de 1,17 dólares mientras la tendencia de riesgo de los mercados ha subido. La moneda europea ha cambiado a 1,1784 dólares y 124,52 yenes. Dólar/yen han bajado a 105,65. En Alemania hay hilos de recuperación económica industrial gracias a las exportaciones que han impulsado los pedidos de las fábricas alemanas en agosto. Según la Oficina Federal de Estadística, los pedidos han aumentado del 4,5% frente a estimaciones del 2,8% (-2,2% anual y ajustado por efectos de calendario).

El salto ha sido posible gracias al crecimiento de la demanda exterior (+6,5%) principalmente de la eurozona. El diferencial entre BTP y Bund se ha abierto en 131 puntos, invariado en comparación con el cierre de ayer, con el rendimiento del decenal italiano en 0,80%. Hoy se esperan a los discursos de Lane (BCE) y Powell (Fed). La segunda ola de la pandemia de Coronavirus representa un riesgo para el repunte de la zona euro. La presidente del BCE, Christine Lagarde, ha dado la alarma durante el “CEO Summit” del Wall Street Journal. “Tememos que las medidas de contención que han puesto en marcha las autoridades tendrán un impacto en el repunte, que en lugar de la forma de V en la que tanto hemos esperado y seguimos esperando, podría tener el segundo brazo de la V más inestable”, ha destacado la número uno del Eurotower.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − cuatro =